Restaurante Borgia está ubicado en un edificio del siglo SVIII. Restaurado, con la intención de adaptarse a los nuevos tiempos, sigue conservando su estilo auténtico tradicional.

Posee dos comedores con entornos totalmente diferenciados, ofreciendo cada uno de ellos un ambiente según lo que busque el cliente.

Sala Blanca

La Sala Blanca es el comedor principal del restaurante.  Con capacidad para veinte personas y un lugar al que no le faltan los detalles, es un espacio donde podrás degustar cualquier plato de temporada.

Por sus colores crea un ambiente de relajamiento máximo y  es adecuado para mantener plácidas conversaciones.

Sala Cañón

La Sala Cañón, en la planta inferior del Restaurante Borgia, es un espacio exclusivo con techo abovedado y con una capacidad para cincuenta personas.

La piedra de los muros de este calado envuelven la sala y hacen que los comensales se remonten a otra época.

Este espacio, con personalidad propia, ofrece un ambiente ameno y auténtico y es ideal para las celebraciones de familiares y de amigos.